Bebés con el ombligo salido

Lo bueno de tener gemelos es que puedes comparar. Esta funcionalidad es básica para que madres primerizas e inexpertas como yo detecten cosas raras que les sucede a sus hijos. En mi caso, de repente, un día a la hora del baño vi que Lola tenía el ombligo salido. Al principio me asusté en plan “qué leches le ha pasado al ombligo para salirse”.

El ombligo de arriba es "normal" y el de abajo está "salido"

El ombligo de arriba es “normal” y el de abajo está “salido”

 

Total que tiré de know how materno y mi madre, al verlo, diagnosticó (en mi familia y grupo de amigas son todos médicos, si bien no han estudiado medicina ninguno de ellos…) que el ombligo efectivamente estaba salido. Parece ser que a mi prima Leticia le pasó de pequeña y “alguien” determinó que había que ponerle una aspirina en el ombligo (para meterlo hacia adentro) y pegarle una tirita por encima para dejarla sujeta. Como en ese momento no tenía aspirinas, Lola se libró de este remedio casero, bajo la firme promesa de mi madre de ir al día siguiente a por aspirinas y comenzar así “el tratamiento”.

Menos mal que madre primeriza es inexperta pero altamente cualificada y con ganas de aprender, porque al hacer una búsqueda cualificada en Google (vale, todo el mundo prohíbe consultar Google para cuestiones médicas, pero por qué desperdiciar el know how de otras personas?), descubrí que el clamor popular afirmaba que ante un ombligo salido poco se podía hacer.

Google está bien como primera medida, en una fase de investigación, pero yo preferí contrastarlo con un profesional. Bueno, de hecho, lo contrasté con dos pediatras. Ambos coincidieron en que era una hernia umbilical, sin riesgo, indolora y que en la mayoría de los casos se corregía sola y que era más un tema estético que médico. En aquéllos casos en los que no se corregía solo, se requería cirugía (pero siempre a partir de los dos años y asegurando que era una “tontería” de intervención). Ah, y respecto de los remedios caseros (aspirinas, monedas, fajas, etc.), me dijeron que no servían para nada y que encima podía incomodar más a la niña. El tema es que aparte de la “grima” que da ver el ombligo así, mi miedo era que al llorar estallase o similar… Pero parece que estallar, lo que se dice estallar, no era muy probable que digamos.

Así que nada, paciencia y a cruzar los dedos para que se corrija solo. De hecho, yo ya lo veo mejor que antes.

Un pensamiento en “Bebés con el ombligo salido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s