Mi primer Día de la Madre: lo mejor y lo peor de ser mamá

Hoy es un día muy especial. Durante todos los años que intenté quedarme embarazada (natural o artificialmente) meditaba sobre este día… Si bien tenía claro que yo podía ser muy feliz sin hijos y disfrutar de la vida a tope, cuando llegaba el día de la madre, me embargaba una gran tristeza. Pensar que nunca nadie me llamaría mamá o que nunca tendría una “manualidad” que tuviera el texto “mamá eres la mejor” o “mamá te quiero mucho”, me daba una pena que me moría. Esto era, para mí, una de las peores cosas de no tener hijos…

IMG_1066

Pero este año, por fin me estreno en la celebración de este día como mamá… ¡y por partida doble! Daddy Cool se ha encargado de que tuviera un súper regalo: un bolso ideal! Según él, Olivia tuvo la idea de regalarme un bolso y Lola eligió el modelo… ¡Hoy mismito lo estreno!

Tan solo llevo 3,5 meses ejerciendo de mamá, pero ya tengo claro algunas de las cosas buenas y malas de ser madre…

¿Lo mejor? El ser mamá es increíble. Antes de que llegaran Lola y Olivia me imaginé mil veces cómo sería tener hijos. Pues bien, cuando realmente los tienes, te das cuenta de que es imposible imaginar lo que implica tener hijos… De repente sientes un amor brutal hacia una personita que depende 100% de ti y que requiere toda tu atención.

Lola en la incubadora

¿Lo peor? Para mí, lo peor no es ni las horas sin dormir (y la paliza constante que tienes en el cuerpo), ni el tener la casa todo el día llena con visitas, ni el hecho de que tú ya no te puedes comprar nada porque todo tu presupuesto lo tienes que ahorrar para bodies, baberos, pañales, leche, biberones. Lo peor es el miedo a que les pase algo a tus hijos. El hecho de que Lola estuviera tan malita durante su primera semana de vida, me hizo ser consciente de que les pueden pasar cosas malas a tus hijos y que tú poco puedes hacer para ayudarles. Ese sentimiento de impotencia nunca antes lo había tenido. Ese miedo a perder a Lola fue terrorífico y muy doloroso. Para mí esto es lo peor de tener hijos. Y me temo que esto es ya para toda la vida porque a pesar de que yo tengo ya 33 años y que “soy mayor”, mi madre se sigue preocupando constantemente por mí, intentando protegerme del dolor y del sufrimiento. De hecho, yo lo pasé canutas con Lola, pero mi madre lo pasó también fatal sobre todo por ver cómo sufría yo y ella sin poder hacer nada más que estar a mi lado.

Así hemos amanecido hoy

  Así hemos amanecido hoy Lola, Olivia y yo

Pero a pesar de lo malo de ser mamá, el balance es súper positivo y si antes pensaba que podría vivir perfectamente sin hijos y ser 100% feliz sin ellos, ahora ya sé que Lola y Olivia son lo mejor que me ha pasado en la vida y que ya no me imagino mi vida sin ellas.

Ahora a disfrutar con ellas de mi primer Día de la Madre.

2 pensamientos en “Mi primer Día de la Madre: lo mejor y lo peor de ser mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s