Los masajes anticólicos de Damián: la solución a los cólicos del lactante

Sobre el mes de noviembre (aun me quedaban varias semanas antes de dar a luz) me apunté a AMAPAMU (la Asociación Madrileña de Partos Múltiples). En uno de los foros de este grupo de papás múltiples, surgió el tema de los “cólicos del lactante”. Yo en ese momento tenía “cero idea” de lo que era, aunque sí que me sonaba de habérselo escuchado a algunas personas, en plan tétrico… Algo así como que los niños que sufren cólicos se pasan el día llorando, inconsolables y que era horroroso (para el bebé y para los nervios de los papás).

El caso es que en el foro que os comentaba, muchos de los papás recomendaron los servicios de “Damián” y coincidían en que era “el dinero mejor invertido” que habían gastado últimamente. Así es que, por las moscas, me apunté el móvil de Damián en la agenda.

Conclusión, dos meses más tarde estaba llamando a Damián. Al poco de llegar a casa noté que Lola estaba muy molesta por las tardes. Lloraba mucho más de lo habitual, se encogía y no había manera de consolarla. Ni era hambre, ni que tuviera caca, ni sueño… Así es que… decidí que “eso” eran los conocidos “cólicos del lactante”.

Lola recibiendo un masaje anticólico con el "método Rubio"

Lola recibiendo un masaje anticólico con el “método Rubio”

Con tan solo dos sesiones de Damián (viene a tu casa a tratar al bebé) Lola estaba como una rosa. Fue “manita de santo”. Damián me explicó que estos cólicos son consecuencia de la inmadurez del sistema digestivo, lo cual provoca dificultades a la hora de hacer la digestión. Suelen aparecer por la tarde/noche y se nota porque el bebé llora desconsoladamente. Además, me explicó que se extienden hasta alrededor de los 3 meses (ahí parece que suelen desaparecer por sí solos), si bien, en torno al mes y medio los cólicos alcanzan su “punto álgido”, por lo que se recomienda comenzar con el tratamiento lo antes posible y no esperar a que “vaya a más”.

Yo pensé que Lola se pondría histérica y lloraría cuando le “tratase” Damián. Pero para mi sorpresa, la niña se quedó como hipnotizada y súper relajada (prueba de ello la foto que incluyo más arriba). Resulta que Damián usa “el método Rubio”, patentado por un fisioterapeuta/osteópata de Palencia (“Rubio”) y que organiza cursos para enseñar esta técnica. En Madrid hay tan solo 70 profesionales acreditados con este método, siendo Damián uno de ellos. Desde aquí, le recomiendo 100%. Que conste que yo no le conocía de nada, sino que fueron otros papás de gemelos que me le recomendaron.

Puedes conocer más sobre el cólico del lactante y ver los datos de contacto de Damián pinchando AQUÍ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s