Cosas IMPORTANTES que he aprendido este último mes

Antes de dar a luz, ya en los últimos meses de embarazo (y con un ataque de ciática que casi no me permitía moverme), me empezó a entrar el nervio con que tenía que tenerlo todo organizado. Lo de “todo” organizado era algo relativo, porque por muy organizada que seas, había cosas que no sabía ni por dónde empezar por falta de información. He de reconocer que en algunos temas acerté con las decisiones que tomé y en otros, pues he fallado por no tener ni idea y pecar de madre primeriza.

LECHE PARA BEBÉS, no te sientas culpable por no dar lactancia materna

Yo ya había decidido que no iba a dar el pecho, por lo que tenía que comprar leche para cuando llegaran las peques a casa. Me surgieron preguntas como…

  • ¿Qué marca de leche tenía que comprar? Resulta que hay mil tipos. Como soy socia de AMAPAMU, tengo     descuento en la marca de leche con la que la asociación tiene descuento (en ese momento no sabía ni cual era… pero me habían dicho que era “una de las marcas buenas”).
  • ¿Para qué edad? Al ser un parto gemelar, era probable que se me adelantara y las peques fueran prematuras, así es que no sabía si encargar una leche especial para prematuros (la cual por cierto es carísima), ya que si al final nacían con suficiente peso, pues no la iban a usar. Total, que me arriesgué y me decidí por coger directamente la leche de iniciación, ya que es la que seguro que utilizaría (parece que esta leche es la que se usa desde que nacen hasta los 6 meses más o menos, así que es una apuesta segura).
  • ¿Qué cantidad? Ni idea de cuánto comen los bebés, ni cada cuánto, por lo que no podía calcular cuántos días me podía durar un kilo de leche teniendo en cuenta que yo tenía DOS bebés. No me sabía la regla universal de “un cacito de leche en polvo por cada 30 mililitros o centímetros cúbicos de agua” para la preparación de biberones. De hecho, no tenía ni idea de cuántos centilitros comían los bebés, con lo cual no podía descifrar si con 1kg de leche tendría para mucho o para poco. Así es que compré dos cajas a través de la Asociación que eran 6 kilos. Vamos, que compré seis, como podría haber cogido ocho o cuatro… porque lo hice al tuntún.

Conclusión: la leche que compro a través de la Asociación es Almirón Advanced (que efectivamente es “de las buenas” tal y como nos han ratificado tanto los pediatras como las enfermeras que nos atendieron en la UCI). Al final cogí la tipo 1, y acerté, ya que es la que tomaban en la UCI y continúan tomando a día de hoy (las peques ahora tienen como un mes y medio).

Y en el tema de la cantidad… me quedé corta, debería haber encargado más. Al principio las niñas tomaban una 60cl y la otra 90cl en cada toma (comían cada 3 horas) y una caja de 1kg me duraba una semana aprox. Lo que ocurre es que ahora ya toman las dos 130cl en cada toma (ahora ya comen cada 4 horas más o menos) y la caja de 1kg me dura entre 4 y 5 días, por lo que he tenido que comprar por otro lado y es bastante caro, la verdad (el kilo de la leche Almiron Advanced 1 oscila entre los 20 y 30 euros en función de dónde lo compres).

BIBERONES, la tetina importa

Como buena madre primeriza desconocía el apasionante mundo de los biberones y tetinas. Pero decidí que los biberones de AVENT para recién nacidos y anticólicos que encontré en Amazon serían estupendos para alimentar a mis mellizas cuando estuvieran en casa. Compré dos lotes, que traían cada uno de ellos dos biberones de 150cc y dos de 250cc. Una pena que a día de hoy ni siquiera los haya estrenado y nunca lo vaya a hacer…

IMG_1467

Lote de productos Suavinex para partos gemelares. ¡Pide el tuyo en su web!

Descubrí que existen distintos tipos de tetinas en el momento que llegué a casa de la UCI y vi que TODOS los biberones que yo había comprado durante el embarazo (los AVENT) la tenían distinta a la de los biberones de la UCI (Olivia usaba NUK y Lola SUAVINEX), que como os podéis imaginar era la que más le gustaba a mis hijas tras 19 días en la UCI. Así es que… no me servía NINGUNO de los biberones que tenía y pariento tuvo que salir corriendo a comprar bibes con la tetina como les gustaba a las peques. Y por cierto, además de distintos tipos de tetina existen distintos tipos de agujero en la tetina, así es que mucho cuidado al comprar los biberones no os vayáis a confundir.

Así luce mi nevera...

Así luce mi nevera…

Si alguna quiere mis biberones-nunca-utilizados de marca AVENT, ¡se los regalo encantada!

PAÑALES, ¡140 a la semana!

Con los pañales me pasó como con la leche… Al poder comprarlos a un precio descontado a través de la asociación, lo hice también en plan previsora en diciembre. En ese momento no sabía cómo de grandes o pequeñas serían por lo que compré algún paquete de Talla 1 y un par de Talla 2. No tenía ni idea de qué marca era mejor (cada una de mis amigas prefería una marca distinta, por lo que no fueron de gran ayuda) y tampoco sabía cuáles eran los de la marca con la cual tenía acuerdo la asociación.

Estas son las marcas de pañales que yo he usado los primeros días

Estas son las marcas de pañales que yo he usado los primeros días

Cuando los recibí, vi que eran pañales PINGO, cuya característica es que son ecológicos (whatever that means). El caso es que al llegar a casa con las niñas, vi que eran un poquito grandes para ellas. Como también me habían recomendado los de Mercadona y Carrefour, compré un par de paquetes de cada para ir probando. En cualquier caso, con los que había comprado a través de AMAPAMU no tenía mas que para una semana… No os imagináis cuántos pañales gastan!!!!

El cálculo es fácil (claro, a toro pasado)… se les cambia el pañal con cada toma. Al principio… hay 8 tomas al día (una cada 3 horas) así es que… 8 pañales al día que multiplicado por dos son 16. Teniendo en cuenta que a veces se hacen pis o caca a) mientras les cambias, b) nada más cambiarles o c) entre toma y toma, terminas gastando una media de 20 pañales al día.  20 pañales/día x 7 días= ¡140 pañales a la semana! Hay gente como mi colega blogger y madre también de gemelos, Anita de Gemelos, los invasores, que han optado por los pañales de tela lavables, pero la verdad es que yo esa opción no la veo nada clara…

El caso es que terminé comprando pañales de varias marcas y de varias tallas (puedes ver mi post sobre pañales pinchando AQUÍ). Mi conclusión es… que voy a comprar los pañales que más baratos salgan en cada ocasión (siempre velando por un mínimo de calidad). Al tema pañales le he dedicado un post ya que me parece vital cuando tienes gemelos.

Y el tema de los “bodies y pijamitas”, lo dejo ya para otro post porque también he aprendido mucho sobre los distintos tipos de bodies y pijamitas que existen… Os adelanto un dato: elegid los que se abrochan “por delante”.

9 pensamientos en “Cosas IMPORTANTES que he aprendido este último mes

  1. Gracias Sandra por la mención!
    estoy de hecho preparando varios post informativos sobre los pañales de tela ahora que los invasores van a cumplir dos meses me estoy volviendo ya una experta…y quiero ayudar a otras mamás a reducir costes!!

    abrazos de dos en dos

    Anita

    Me gusta

      • Hola: Yo también soy madre primeriza de mellizas que ya tienen dos años. El tuyo, ya de entrada por el título “rehén…”, ya sabía que no tendría nada que ver por cómo yo siento las cosas, pues me parece una manera bastante peyorativa de nombrar la suerte tan increíble que tenemos de ser madres de dos, pero, es una opinión muy personal. Yo no sabría decirte cuántos pañales he gastado, ni cuánto dinero, son datos que he ido solucionando sobre la marcha. No sé de leche ni de tetinas, ni me hice con un arsenal de todas esas cosas que muestras en las fotos: pero hice otra cosa:me informé todo lo que pude y leí sobre lactancia materna, desoí a todo el que se me puso por delante diciendo que era imposible “tener leche” para dos, (ignorantes…)contacté con “La liga de la leche” para tener apoyo en caso de necesitarlo (vaya si lo necesité…). Independientemente de la circunstancia de cada una, me parece de un egoísmo atroz, negarle a los bebés que traes al mundo, el mejor de los regalos que les puedes hacer, algo sólo de nosotras, es un privilegio tan grande…Así que, decidir de antemano quitarles eso a tus hijas y encima escribir un blog en plan “vamos chicas, no pasa nada, a comprar todas leche en polvo y tetinas…” me parece tan triste y, lo peor, que futuras madres desinformadas, confundidas o yo qué se, tengas todos esos datos horribles y abrumadores de todo lo que tienen que comprar. Si alguien lee esto, aquí va mi experiencia: cesárea semana 37, 10 días en incubadora y yo pegada a un sacaleches, estimulando la producción de leche. no biberón, no chupete, lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, (y sigo, hasta la fecha, mucho menos, por supuesto, ya comen de todo). ¿Noches sin dormir? Por supuesto. ¿He llorado? Mucho. ¿ El cuerpo destruido? Pues claro. ¿ Y qué? Es lo de menos. Pero ésa es otra historia.

        Me gusta

      • Hola Sol, gracias por compartir tu opinión. Lamento si has entendido que con este post fomento la lactancia artificial. Lo único que he hecho ha sido comentar mi experiencia. Creo que se trata de una decisión muy personal y yo opté por la lactancia artificial por distintos motivos. Este blog es personal y en él cuento mi experiencia. No pretendo dar lecciones ni convencer de que lo que yo he hecho es lo mejor. Si quieres contar tu experiencia, te animo a que también te unas al mundo bloguero y así entre todas daremos distintos puntos de vista y experiencias. Estaré encantada de leerte! 😉

        Me gusta

  2. Hola Sandra,
    Estoy a punto de ser madre de mellizas (semana 37!) y no me aclaro con el tema de los biberones. Mi pareja trabaja fuera toda la semana y busco formas para apañarme sola y simplificar un poco la tarea. En tu blog aparecen muchas cosas que me han dado ideas útiles, gracias!!

    Tengo una pregunta que podría salvarme la vida:
    Viendo la foto de tu nevera, los biberones los preparas todos una vez al día y los conservas en la nevera? Si es así, luego simplemente los vas calentando cuando es necesario? Cuánto duran en la nevera? Los guardas allí con la tapita blanca que traen o sin ella? Te lo aconsejaron así las pediatras o enfermeras? Porque todo el mundo me dice que eso no se puede hacer pero yo he leído en varios sitios (entre ellos la web de la asociación española de pediatría) que no hay problema,

    Mil gracias por tu blog!!!

    Alejandra

    Me gusta

    • Hola Alejandra, enhorabuena, ya no te queda nada!!! Lo primero decirte que yo estoy ENCANTADA con haber tenido mellizas. Es un poco paliza al principio y da un pelín de vértigo, pero es una experiencia maravillosa. Así que mucho ánimo en estos últimos días. En cuanto a la pregunta que me haces, efectivamente, preparo un montón de biberones y los dejo ya en la nevera con la dosis que se toman, listos para calentar en el microondas y dárselos a las peques (incluso con la tetina ya puesta). Yo pensaba que había que preparar el biberón justo antes de dárselo, pero como estuvimos 20 días en la UCI, las enfermeras nos dijeron que no hacía falta, que la leche aguantaba preparada 24 horas. El pediatra me lo confirmó, así que decidí ser práctica y hacerlo así. Con dos, vas a ver (sobre todo al principio) que cuanto más eficiente seas, mejor. Mucha suerte y cualquier pregunta ya sabes dónde encontrarme!!! 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s